Carina Sedevich

"Pocas cosas son tan elocuentes como el humo." Este verso de Carina Sedevich acaso define su poética. Lo impalpable apuñala más que el acero. El lenguaje avanza como lava aunque simule ráfaga. Poemas de trazo invisible, de pudor espeso. Colibríes de aletear filoso. Entre verso y verso, sus alas raspan fino como la templanza de la nieve al caer. “Hoy te veo / en el cabello / de otros niños. // Te escucho enumerar / los grillos cada noche.” La uña intempestiva del gato. El rasguño es silencioso. El dolor, invisible. De pronto, la piel se zanja, la sangre brota.